jueves 18 de abril del 2024
ACTUALIDAD 27-01-2022 16:02

Déborah Rodríguez denunció insultos racistas y agresiones físicas durante el clásico de fútbol

La atleta se encontraba entrenando en el Campus de Maldonado y debió retirarse ante el lamentable hecho

En el día de ayer la atleta Déborah Rodríguez se debió retirar de un entrenamiento en el Campus de Maldonado debido a las agresiones que sufrió por parte de hinchas de fútbol, en el marco del clásico que se disputó en dicho estadio.

La deportista hizo un descargo en sus redes sociales donde relató paso a paso cómo ocurrieron los hechos.

Déborah Rodríguez entrenando

Déborah no estaba participando del espectáculo deportivo sino que se encontraba usando las instalaciones para hacer su entrenamiento de rutina. 

"Yo estaba entrenando en la pista y había otras personas entrenando, y cuando voy a estirar de parte de la hinchada recibo agresiones... me gritan 'negra de mierda', insultan mi madre y a mi hermano. Mi hermano mellizo (Ángel Rodríguez) es jugador de futbol, él jugó en Peñarol y no me pregunten de qué cuadro soy, yo no soy ni de Peñarol ni de Nacional, de ninguno de los dos y no estoy acá para hablar de fútbol, estoy para hablar de violencia", dijo con absoluta indignación.

En ese momento no solo recibió insultos sino que además le tiraron botellas, hasta que debió intervenir la Guardia Republicana.

"Me resulta muy triste a lo que llega la sociedad. La gente me agredió sin motivos. Le preguntaba y no tenían justificativo, entonces entendemos que la sociedad agrede a otros sin justificaciones y no es a lo que llega el fútbol es a lo que llega la sociedad porque tristemente en el fútbol se ve reflejado lo que es la sociedad", manifestó y agregó: "Paremos con la violencia porque hoy viví una situación super desagradable que no tenía que haber vivido...El ser humano está llegando a un punto que es lamentable  y no se trata de Estado, gobierno, Ministerio del Interior o Secretaría del Deporte, sí hay cosas que les compete como autoridades, pero hay otras que van más allá y son los valores familiares y cosas que se aprenden de casa", recalcó. 

"Hoy estoy contando mi historia que de seguro hay un montón de otra gente que tiene para contar la misma. Yo no me callo, yo cuento y me parece que es hora de un cambio, usemos la cabeza y pensemos", concluyó.

 

En esta Nota