domingo 05 de febrero del 2023
MúSICA 30-11-2022 19:07

Fito Páez se despidió de Uruguay totalmente emocionado: “Gracias Montevideo de mi vida”

El rosarino hizo tres shows en Antel Arena, se reencontró con amigos y recorrió la ciudad súper enamorado con su novia.

Tras agotar localidades en los tres shows que realizó en Antel Arena Fito Páez se despidió de Montevideo lleno de gratitud y prometiendo volver. 

El legendario artista argentino invitó a su fiel público a conmemorar los treinta años de su disco “El amor después del amor”, el disco larga duración más vendido en la historia de su país.

El paso de Páez por Montevideo le valió gratos momentos, entre otras cosas por el reencuentro con amigos y el tiempo que se dedicó junto a su novia Eugenia Kolodziej. De su encuentro con Rubén Rada quedó en las redes una foto donde se los ve felices y donde expresan palabras de amor y admiración. “Maestro de la música y el amor. Te amo Rubén Rada”, escribió Fito.

Horas después del último show repasó los mejores momentos de estos días en Uruguay. “Gracias Montevideo.Te disfruté tanto. Fuimos tan felices todos los Páez. Los conciertos, la despedida de Pablito Milanes, los amados Rubén Rada, Hugo Fattoruso y Anita Álvarez de Toledo, la banda cada vez más afiatada, el Tinkal, el bar Las Flores, las caminatas por la rambla con Maria Eugenia, la charla con Lobo Núñez, la cena en casa de la familia Rada, los amaneceres, el bautismo grupal de todo el equipo de trabajo, las conversaciones con mi hijo Martin, el encuentro casual con Sofi Gala, conocer a José Gallino, las personas que tan amablemente se acercaron a saludar en cada caminata. Tanta vida, tanto amor. Gracias Montevideo de mi vida. Hasta la próxima”, escribió.

 

Son muchos los uruguayos que tuvieron el privilegio de encontrarse con el rosarino en sus paseos por las calles de Montevideo. Recordemos que su novia es argentina pero siente un especial apego por la ciudad, ya que fue su hogar durante muchos años.

eugenia

“Agradezco haber crecido en Uruguay”

Los recuerdos de Eugenia Kolodziej, la novia de Fito Páez. Es la primera vez que da una nota y dijo estar feliz de haber hecho fotos en Uruguay.

Pese a no exponerse como pareja en los medios, en los últimos tiempos, se supo que una joven de 28 años había conquistado el co- razón del reconocido músico argentino, Fito Páez. Sin embargo, pocos sepan que Eugenia Kolodziej -si bien nació en Argentina - tiene un fuerte vínculo con Uruguay, ya que su papá es uruguayo y ella vivió la mitad de su vida en este país, al cual confiesa que ama y lo siente como su casa y su refugio. En una visita que la actriz realizó a Montevideo para visitar a su familia y amigos, CARAS charló en exclusiva con ella sobre los recuerdos de su infancia y adolescencia, además de su relación con uno de los artistas más influyentes del Río de la Plata. 

—¿Qué recuerdos tiene de su infancia y adolescencia en Uruguay? 

—De Uruguay tengo los mejores recuerdos, es un país que amo, y junto con mi familia me dio la mejor infancia y adolescencia que pude tener. Viví casi 15 años, desde los 3 hasta poco antes de cumplir los 18. Me crié mitad en Canelones, en el campo junto con mis primos y toda la familia de papá; y mitad en Pocitos y Punta Carretas en Montevideo, jugando en la calle con mis vecinos y amigos. Fui a los Maristas de la calle Ellauri y al Pocitos Day. Disfruté mucho y agradezco profundamente a la vida y a mi familia que me ha- ya tocado crecer aquí. 

Hace poco estuvo en Monte- video para ver a su familia y acompañar a Fito en el Montevideo Rock y contaba que se siente más uruguaya que argentina y que siente que esta es “su casa”... 

—Sí, estuve visitando a mi familia y amigos y después llegó Fito que tocaba en el Montevideo Rock y pa- samos unos días más. Me siento en casa cuando vengo a Montevideo, siento como si volviera a la casa de mis padres. Además, me encanta caminar y en cada cuadra se me viene algún recuerdo o sentimiento. 

¿Cuándo decide irse a vivir a Buenos Aires y dedicarse a la actuación? 

—A los 2 años decidí que quería dedicarme a la actuación. Me despertó el deseo Juana Molina, que en aquellos tiempos hacía “Juana y sus hermanas”, y me gustaba imitar el personaje de Marcela Balsam. Esa fue la primera vez que recuerdo sentir el deseo de actuar y lo sostengo hasta el día de hoy. Mi sueño es actuar hasta morir. La decisión de irme a Buenos Aires vino poco antes de terminar el liceo. Si bien nos habíamos mudado todos a Montevideo, mi papá seguía trabajando en Buenos Aires de lunes a jueves y de viernes a domingo estaba en casa con nosotros. Viajaba todas las se- 

Continúa 

Nota publicada en Revista CARAS  - edición de Diciembre de 2018.

 

En esta Nota