lunes 28 de noviembre del 2022
DEPORTES 22-03-2022 10:51

Camila Rivarola: "Me gusta inspirar a otras mujeres"

Si bien nació en Uruguay, vive en Suecia, y posó por primera vez para CARAS, en Punta. Tiene 32 años, y es una de las grandes revelaciones como luchadora de artes marciales mixtas

Victoria Rapetti

Nació en Uruguay pero vive en Suecia desde que tiene recuerdos. Sus padres siempre la mantuvieron cercana a sus raíces. Habla perfecto español, le gusta el dulce de leche, y cuando tuvo que elegir una bandera para representar como deportista, fue la uruguaya la que estuvo bien cerca de su corazón. Camila Rivarola (32) es luchadora profesional de MMA, un deporte poco usual pero que viene cobrando cada vez más fuerza. Los deportes siempre formaron parte de su vida y el kickboxing fue el que le abrió las puertas de las artes marciales. Hoy, dedicada a las Artes Marciales Mixtas, forma parte de Com- bate Global, con sede en EEUU, y amplía sus horizontes. En su última visita a Uruguay, realizó seminarios a beneficio de Mujeres con Alas y también para luchadores. Además de deportista es modelo, y cuando estuvo frente al lente de CARAS, desplegó toda su sensualidad en las playas de Punta del Este.

—¿Con qué frecuencia visita Uruguay?

—Hasta hace 5 años venía anualmente, pero cuando fallecieron mis abuelos, dejé de venir. La casa de Ciudad Vieja se vendió y tuve una gran pérdida. Mis abuelos eran una conexión muy grande con Uruguay. Me fui del país cuando tenía un año y medio, pero durante muchos años vine de vacaciones, mantuve siempre el vínculo. Hace un tiempo, sentí la necesidad de armar mi mundo en Uruguay, ya no ligada a mis abuelos, sino algo propio. Así fue como nació la posibilidad de hacer seminarios en el Centro de Entrenamiento de Deportes de Combate (CEDEC). Ahí empecé a establecerme como peleadora también en Uruguay, y ahora es nuevamente mi casa.

—¿Cómo la han recibido los uruguayos?

—Me han recibido con los brazos abiertos. Este viaje fue hermoso en todo sentido, pude mostrar mi experiencia adquirida en mi carrera. Me emocioné mu- chas veces por la calidez de la gente. Espero haber sembrado semillas como para que dé un resultado que me permita venir más seguido. Hice un seminario en beneficio a Mujeres con Alas, fue teórico y práctico. El segundo seminario fue para lucha- dores. Fue muy bueno para mí por- que conocí cómo está funcionando el medio. Me llevo un panorama de cómo están las artes marciales.

Camila Rivarola

—¿Cómo encontró el nivel de MMA en Uruguay?

—El MMA es un deporte muy nuevo, pero en muchos países las estructuras aún no están formadas. Por ejemplo, en Francia, recién lo legalizaron, y desde entonces, crea- ron una federación, y recientemente hicieron su primera competencia nacional amateur. A mi criterio, hay que ir por ese lado, apostar al desarrollo del deporte amateur porque eso permite que los luchadores puedan avanzar a un ritmo adecuado hasta formarse profesionalmente.

—¿Lo ve viable en Uruguay?

—Sí, pero hay que tener muchas ganas. Por lo general, para competir hay que viajar a otros países, es un gran esfuerzo, pero creo que con buenos entrenadores y un buen club es posible.

—¿Las mujeres se interesan?

—No hay peleadoras profesionales, por el momento soy la única. Sí hay muchas mujeres que vienen de otras disciplinas, y creo que son quienes se irán acercando al MMA.

Camila Rivarola

—¿Se ha visto enfrentada a mucho prejuicio porque es un deporte de contacto, tildado de violento, incluso, muchos lo consideran “más masculino que femenino”?

—Sí, pero son prejuicios que no me perjudican. Creo que es más una sorpresa porque tal vez mi apariencia física no es la que asocian con una luchadora de MMA. Lo que sí es verdad que cuando llegás a un club nuevo, y hay mayoría masculina, tenés que demostrar que no sos una muñeca y que estás para trabajar. Igual eso pasa cuando sos nuevo en algo, es necesario demostrar que te tomás el trabajo en serio.

—¿Cómo fue que usted se interesó por el MMA?

—Yo empecé a hacer kickboxing bastante tarde, a los 21. Antes jugaba al fútbol. Me encantó, y de a poco comenzaron a salir peleas. Primero, formé parte del equipo nacional de kickboxing de Suecia, mientras tanto, estudiaba comunicación en la universidad y trabajaba como manager de proyecto. Esto me llevaba mucho tiempo y tuve que decidir si quería seguir mi carrera profesional o deportiva. Si quería vivir del deporte, tenía que buscarle la vuelta. El kickboxing es un deporte que no tiene muchos espectadores, y menos, en la rama femenina, pero el MMA es diferente, sí tiene público, incluso los hombres miran peleas de MMA femenino. Entonces dejé mi trabajo y hoy vivo como de...

NOTA COMPLETA EN VERSION IMPRESA, ENERO 2022

Camila Rivarola

“Me encanta leer los mensajes de mujeres que dicen que anotaron a sus hijas en karate o que se animaron a practicar kickboxing”.

Fotos: Pablo Kreimbuhl. Texto: Victoria Rapetti. Ropa: Srta Peel Agradecimientos: Fernando Miracco Estilista.

En esta Nota