miércoles 07 de diciembre del 2022
EXCLUSIVO CARAS 05-07-2021 09:48

Las producción de fotos de Valentina Barrios esperando a Sur

La modelo y comunicadora posó en exclusiva para CARAS. Las imagenes más tiernas de esta bella mamá primeriza. Galería de fotosGalería de fotos

Hace algunas horas llegó al mundo Sur. La comunicadora y modelo Valentina Barrios presentó en sus redes a su primogénito con una adorable foto de sus primeros instantes juntos.

En CARAS recordamos esta tierna producción de fotos que realizamos en el mes de febrero. Valentina contó cómo eligió el particular nombre de su hijo - Río - y todos sus sueños y expectativas que hoy comienzan a hacerse realidad.

"EL EMBARAZO ME EMPODERÓ”

VALENTINA BARRIOS, ESPERA SU PRIMER HIJO

Irradia alegría, sonríe en todo momento y acaricia su pancita con enorme ilusión. Sin dudas el pequeño Sur va a llegar al mundo con mucho amor. Valentina Barrios espera su primer hijo llena de síntomas que recibe con enorme entusiasmo. La modelo y comunicadora, que transita su embarazo de 5 meses, realizó su primera producción de fotos como mamá, y contó que para la llegada de su bebé se prepara haciendo yoga, con lectura especializada y clases de parto que la han ayudado a conectar con su cuerpo. En el mágico atardecer de Punta del Este, Valentina y Sur des- plegaron toda su belleza para CARAS.

—¿Cómo está viviendo su embarazo?

—¡Con mucha emoción! Es un proceso increíble, ir notando los cambios en el cuerpo, los movimientos del bebé, la alegría del papá. Siento una felicidad inmensa, difícil de poner en palabras. Además, me siento con la sensibilidad a flor de piel desde todo punto de vista. Lloro mucho, disfruto más los sabores, las comidas. Y por otro lado, nada logra superar esta emoción del embarazo, las malas vibras me repelen. El embarazo te empodera mucho, y calculo que la maternidad aún más.

—¿Cómo han sido estos primeros meses?

—¡Pasaron tantas cosas! Me enteré del embarazo el día cero prácticamente. Ni siquiera llegué a tener un atraso que ya me estaba haciendo el test. Lo presentía. Me hice el test sola, mi pareja justo había salido, y quería sacarme la duda sin parecer una loca ansiosa (risas). Cuando vi el positivo, no lo creía, pensé que me lo había hecho mal. Pero estaba de 4 semanas. Siempre te dicen que esperes a los tres meses para decirlo, y se me hizo larguísimo aguantarme de no contar semejante noticia. Además estuve con mucha náusea y la presión muy baja.

—¿Estaban buscando un bebé?

—Sí. Nuestro plan era casarnos el 25 de abril del 2020, hasta que el 13 de marzo (recuerdo que ese día tuve prueba de vestido con Clara Laborde) empezó la pesadilla del Covid- 19 en Uruguay. El casamiento quedó suspendido y postergado para otro momento de nuestra vida, aunque fue una decisión difícil de tomar, ya que teníamos todo organizado. Pero los dos estuvimos de acuerdo en que no queríamos un casamiento con barbijos y protocolos. Cuando llegue el día, creo que vamos a disfrutarlo aún más. Si hay algo que nos enseñó esta pandemia es que la vida es ahora, y por más que planifiques, el universo tiene sus propios planes. Así que invertimos el orden de los factores, pero el producto sigue siendo el mismo: el amor que nos tenemos y el deseo de formar una familia.

—¿Cómo lleva la ansiedad y miedos de mamá primeriza?

—¡Soy un torbellino de ansiedad! Estoy aprendiendo a controlar eso, las clases de yoga en el estudio de Ticky me han ayudado mucho. Me sirve hablar con otras mamás, leer libros sobre el tema, escuchar podcasts. Me descargué una app que te habla de los cambios del bebé y de tu cuerpo día a día, y tiene información muy útil. Es súper importante tener una fuente fiable y no leer cualquier cosa, ya que al igual que la sobre información, puede llegar a ser contraproducente.

— ¿Es de las que llegan a las consultas médicas con todo “estudiado”?

— No, pero trato de aprovecharlas. Me armo una listita de preguntas (idea de mi pareja), porque uno de los síntomas del embarazo es que estás bastante más despistada, así que uso ese recurso para no olvidarme las cosas.

Foto: Pablo Kreimbuhl

—¿Ha conversado con su equipo médico sobre las distintas posibilidades a la hora del parto? Muchas mujeres actualmente proyectan tener sus hijos mediante el parto humanizado. ¿Tiene alguna opinión al respecto?

—Tengo eso en el tintero, si bien no estoy tan empapada en el tema parto. Empecé clases de preparto hace un par de semanas, y eso también me bajó la ansiedad, porque hablamos del parto, nos enseñan técnicas de respiración para ese momento, y nos dan un fundamento teórico del comportamiento físico de la mujer. Me parece fascinante todo lo que hay para investigar y aprender. Pero no hay que apabullarse e ir de a poco con la información. Lo que sí tengo claro es que si puedo, voy a optar por parto natural. Tengo una ginecóloga y obstetra excelente en la cual confío mucho. La ayuda de la famosa anestesia epidural para calmar los dolores la tengo en cuenta, soy fuerte, pero no me creo superpoderosa.

Foto: Pablo Kreimbuhl

— Su pareja ya es padre. ¿Le da consejos?

—Sí, tiene un hijo de 7 años y es un padrazo, de los padres más maternales que conozco, y súper atento a todo. Eso fue algo que me enamoró de él. El amor que tiene por su hijo me conmueve mucho. Ahora me pasa que leo cosas y le pregunto, y ¡me dice que no se acuerda de nada! Así que va a ser medio empezar de cero (risas).

—Eligieron un nombre poco usual. ¿Por qué?

—La búsqueda del nombre es un capítulo aparte. A mí los que son muy comunes no me trasmiten nada, entonces me costaba elegir uno de los tradicionales. Y a mi pareja le pasa igual o peor, y no encontrábamos ninguno de varón que nos hiciera vibrar. Hasta que él me empezó a hablar de Sur. Al principio me pareció demasiado original, tampoco quiero un nombre que lo complique, pero después me pareció puro y me transmitió paz. Me gustó imaginarme así a mi hijo. La elección de Sur fue porque mi pareja navega desde chico, y su otro hijo también tiene un nombre particular que también fue elegido por él. ¡Es obvio que el nombre del segundo lo defino yo! (risas)

—Mucha gente opinó de forma positiva, pero otros, también negativa sobre el nombre. ¿Cómo se lleva con las opiniones en las redes?

Te contamos la respuesta en la próxima nota, junto a más fotos de esta adorable producción de fotos que realizamos en un un rincón secreto de Punta del Este.

Fotos: Pablo Kreimbuhl. Texto: Victoria Rapetti. Agradecimiento: Vestuario: Mix Up @mixup.uy

Foto: Pablo Kreimbuhl

Galería de imágenes
En esta Nota