sábado 21 de mayo del 2022
EXCLUSIVO CARAS 06-01-2022 14:59

Anahí Lange: "el embarazo me empoderó"

La comunicadora compartió una tierna producción con su pareja, Sebastián Rebollo, Galería de fotosGalería de fotos

Fotos: Pablo Kreimbuhl. Texto: Victoria Rapetti.

La comunicadora compartió una tierna producción con su pareja, Sebastián Rebollo, quien ya tiene un hijo de 22 años, y confesó que las ganas de ser madre llegaron cuando se enamoró de él y lo vio en su rol de padre. Ambos esperan a Ciro para el próximo enero 2022

Si bien ella no tenía la maternidad como una prioridad, sintió que se convirtió en mamá en tan solo un segundo. La vida de Anahí Lange cambió para siempre en el preciso instante que un test casero le confirmó el embarazo positivo. La simpática comunicadora espera con enorme alegría su primer hijo junto a su esposo, el actor Sebastián Rebollo. En diciembre del año pasado la pareja contó a CARAS que les gustaría tener un hijo en el 2021, y el Universo así lo quiso. Ciro llegará al mundo en enero, y transformará para siempre a esta hermosa pareja. Con la pancita de casi seis meses de embarazo, Anahí y Seba posaron tiernos y cómplices, y contaron a CARAS todos los detalles del mejor momento de sus vidas.

Foto: Pablo Kreimbuhl

—Tenían ganas de tener un bebé este año. ¿Cómo fue el momento cuando se enteraron?

—Yo soy muy regular en mis períodos, lo usual es esperar unos días para hacer el test, pero ese mismo día que no me vino ya le propuse a Seba hacer- lo. Yo sabía que mi cuerpo no atravesaba un período como los usuales, no tenía síntomas pre mentruales, por lo tanto, hicimos el primer test. Muy inexpertos en la materia, esperábamos ver las dos rayas, pero no nos quedaba claro si lo habíamos hecho bien, por lo que hicimos el segundo test, uno más moderno que no tiene dificultades de interpretación. Yo ya sabía que estaba embarazada, lo sentía. Fueron días de incertidumbre, muy lindos, pero cuando vi el resultado me di cuenta de las ganas que tenía de estar embaraza- da.

—Sebastián ya es padre. ¿Le da seguridad saber que ya tiene experiencia?

—Sí ,es papá de Tomás, que tiene 22 años. Es un padrazo, me da mucha seguridad. Estamos juntos hace 11 años, por lo tanto, lo vi en su rol de padre en distintas etapas de la vida de su hijo. Yo no soñaba con ser madre, quise serlo después de enamorarme de él, de verlo en el rol de padre. Mi deseo es maternar junto a él.

“Me siento una “súper woman”. Tengo una garra interna que antes no tenía. Estoy amando estar embarazada, es un estado maravilloso”

—¿Es una mamá primeriza que se informa por fuera de lo que habla con su médico de cabecera? ¿Se instruye sobre el tema?

—Soy curiosa por naturaleza, y por mi profesión estoy en contacto con mucha información. Intento leer aquello que me hace bien, porque al ser mi primer embarazo hay muchos miedos. En el primer trimestre me bajé montones de aplicaciones para seguir día a día la evolución del embarazo, y me di cuenta que era contraproducente, me ponía un poco nerviosa. A las consultas voy abierta a escuchar al médico, y a preguntar, pero ya llevo información previa. Me interesa y me gusta saber qué está pasando con mi cuerpo y con el bebé. Es mágico todo lo que sucede en un embarazo.

—En algún momento se planteó la posibilidad de tener el parto en su casa, pero ahora la descartó. ¿Por qué?

—Sí, es algo que tuve muy en cuenta. Pero la doula que nos acompaña nos transmitió sus buenas experiencias respecto a la maternidad donde nacerá Ciro (Hospital Evangélico). Para nosotros es muy importante el trato que podemos llegar a recibir por parte de la institución médica, porque el factor humano es fundamental en un parto.

—¿Por qué cuenta con el acompañamiento de una doula? ¿Qué beneficios le da?

—Antes de quedar embarazada le hice una nota a Alicia (Abad) como doula, y en ese momento pensé que si algún día estaba embarazada, la quería a mi lado. Fue tan amorosa, afectiva y amable que enseguida tuve ese deseo. La doula te acompaña desde el lugar más emocional, que a mi entender, es lo que a veces falta en las instituciones médicas. Es alguien que ha pasado por la experiencia y que tiene mucho cono- cimiento sobre lo que sucede en el embarazo, el parto y el puerperio. Junto con la doula tengo el equilibrio perfecto. Ella me contiene, me informa, me permite transitar el embarazo de una mejor manera. Además, acompaña en el parto, y es una gran contención emocional que creo que todas deberíamos tener.

Foto: Pablo Kreimbuhl

—También está haciendo yoga. ¿Es a raíz del embarazo o ya hacía antes?

—Ya hacía antes, desde hace tiempo. Mi profesora se adapta a mi embarazo, porque no es particularmente yoga prenatal. Los primeros meses hice gimnasia pero ahora ya no, porque ya sen- tía un poco incómodos algunos ejercicios. El último trimestre voy a empezar pilates para complementar con el yo- ga. Hacemos con Seba los talleres de la doula de preparación para el naci- miento, y próximamente vamos a hacer los que nos propone la institución médica. Nos encanta asistir a esos encuentros juntos.

—¿Cuáles son los principales cambios a nivel emocional que ha sentido hasta el momento? Porque muchas mujeres las primeras semanas sienten miedos e incertidumbre, pero conforme el embarazo crece, se van sintiendo empoderadas, capaces de resolver todo.

—Me siento una “súper woman”. Tengo una garra interna que antes no tenía. No soy la embarazada que imaginé. Supuse que estaría mucho más sensible, que lloraría por todo, y si bien muchas cosas me emocionan, tam- bién noto que estoy más guerrera. Me siento más irascible, si algo no me gusta, lo digo sin filtro. Estoy viviendo un embarazo maravilloso, me he sentido siempre muy bien. Me siento con mu- cho poder. Estoy amando estar embarazada.

—¿Qué es lo que más están disfru- tando junto a Seba?

—Cuando Ciro se mueve, y que ya no solo lo siento yo, sino que cuando él pone la mano lo siente, incluso se ve el movimiento. No sé si será casualdad, pero muchas veces estoy sola en casa, y cuando llega Seba y le habla a la panza, Ciro se empieza a mover. Hay una conexión que me fascina entre la voz del padre y el bebé. Disfrutamos todo, hasta cuando hablamos de la crianza que nos gustaría darle. No es- tamos de acuerdo en todo, nos gustan corrientes diferentes, y aun así, también disfrutamos de compartir nuestras posturas.

—Tanto sus compañeras de “Algo Contigo” como los de “Día a Día” la miman muchísimo...

—Sí, me encanta. Cuando las chicas de canal 4 se enteraron fue una fiesta, sintieron la misma alegría que yo. Me cuidan, me llevan chocolates y regalitos todo el tiempo. ¡Fito Galli, de VTV, dice que está viviendo un embarazo psicológico! Me llena de alegría que ellos también lo estén viviendo así.

Foto: Pablo Kreimbuhl

Fotos: Pablo Kreimbuhl. Texto: Victoria Rapetti. Agradecimientos: Radisson Montevideo Victoria Plaza.

Galería de imágenes
En esta Nota