martes 16 de abril del 2024
EXCLUSIVO CARAS 03-03-2022 10:31

Malena Castaldi: “Las mujeres tienen mucho para dar en roles de responsabilidad”

Entrevista exclusiva con la cara de Telemundo Central

María Noel Álvarez

No está acostumbrada a ser ella “la entrevistada”, sin embargo, Malena Castaldi acepta agradecida la invitación de CARAS. La joven periodista que está al frente del informativo central de canal 12, se anima a jugar posando frente a la cámara, y también a compartir una linda charla que permite conocerla desde otro lugar. Es tal cual se la ve en la televisión y mucho más. Sencilla, cálida y apasionada por su trabajo, Malena confiesa disfrutar mucho de compartir “tiempo de calidad” con amigos y familia. Es amante de los libros, y siempre que sus obligaciones se lo permiten, vuelve a Rivera, lugar que guarda los mejores recuerdos de su infancia y adolescencia, y en donde siempre la esperan los mejores abrazos de sus afectos.

   —¿Siempre tuvo claro que quería ser periodista?

   —No, te diría que la duda de qué era el periodismo se despertó al terminar el liceo. Estaba entre abogacía y periodismo, pero finalmente, entré en la Universidad Católica para hacer Comunicación. Las primeras oportunidades de pasantías siempre fueron en prensa escrita, primero para una revista, y luego, para un semanario. También hice radio, trabajé en una agencia de noticias, y por una suplencia, llegué a Nuevo Siglo e hice TV por primera vez. 

   —¿Cómo vive el desafío y la responsabilidad de estar hoy al frente de un informativo central?

   —Tal como decís hay responsabilidad, desafío y adrenalina. Fue muy meditada la decisión de aceptar este lugar, y la filosofía fue ser esponja, absorber y aprender todo lo que más se pudiera. Pasar del informativo del mediodía a estar al lado de Mariano López y Aldo Silva, me permitió aprender muchísimo. En el informativo además, entrás con un guión inicial pero eso cambia en un abrir y cerrar de ojos. Hay que estar preparado para dar una vuelta de timón y cambiar lo que estaba programado por cuestiones técnicas o por decisión de priorización de información. Telemundo plantea un periodismo actual con las redes sociales e Internet. Nadie espera al informativo para saber lo que pasó, todo el día te estás informando, entonces de noche tenés que ofrecer un valor agregado. Por todas estas cosas dije que sí y me animé desde un lugar de aprendizaje, y también aportando desde mi formación de prensa y periodismo económico.

   —¿Se imagina en otro lugar que no sea un informativo?

   —Creo que hay mucho para crecer, pero me veo siempre dentro del periodismo. Estoy muy contenta con lo que hago hoy, pero al ir adquiriendo experiencia, se van despertando las ganas de hacer cosas diferentes. De hecho, tengo proyectos dentro del periodismo que no necesariamente tienen relación con la TV. 

   —¿Cómo ve el rol de las mujeres en los medios?

   —Cada vez mejor. Si bien aún hay terreno por cubrir, en el último tiempo han surgido nuevas generaciones, además de los lugares ya ganados en el pasado por mujeres como Cristina Morán, que fue sin dudas una pionera. Creo que aún queda mucho por recorrer y hay mucho para dar en roles de responsabilidad.

   —Tiene familia en Rivera. ¿Qué recuerdos tiene de su infancia y adolescencia?

   —Soy de Montevideo pero pasé mucho de mi infancia en Rivera porque las reuniones familiares eran allá. Mi mamá y su familia son de Rivera. Por mi trabajo y sumado a la pandemia, estuve mucho tiempo sin ir, principalmente por mi abuelo. Nos volvimos a ver, a abrazarnos y disfrutarnos en octubre, después de 2 años, y fue muy emotivo. De los recuerdos más lindos que tengo es el fondo de la casa de mi abuela, al que volvería una y otra vez. No me cuesta nada cerrar los ojos y sentirme ahí. Era muy compinche con mi abuela, teníamos excelentes conversaciones y yo elegía estar con ella, era tiempo de calidad. Llegaba de noche o temprano en la mañana, y ella me esperaba con una fainá casera que me encantaba. Todos esos recuerdos calaron hondo en mí…

   —Si uno mira su Instagram, se ve lo mucho que valora y disfruta el tiempo con sus amigos…

   —Sí, hay una teoría que habla de los 5 lenguajes del amor, y una forma de manifestar el cariño a los demás es a través de compartir tiempo de calidad. Eso me pasa con mis amigos y mi familia, y siento que son momentos que me nutren. 

   —Una de las cosas que más le gusta hacer es leer…

   —Sí, creo que es una forma de estar en constante aprendizaje y nutriéndose de cosas nuevas. Tengo dos librerías cerca de casa, y muchas veces vuelvo con 4 libros bajo el brazo. Hoy no tengo todo el tiempo que me gustaría para leer pero lo disfruto mucho. 

   —¿Y qué libro recomendaría?

   —Tengo muchos de Gabriel García Márquez que me encanta, y de Neruda. Ahora estoy leyendo mucho de economía del comportamiento porque es un tema que me gusta, pero es una lectura más técnica. Recomendaría uno de Umberto Eco que se llama “Cómo viajar con un salmón”. Es una compilación de artículos que publicaba en una revista italiana, donde plantea situaciones cotidianas con humor e ironía, por ejemplo, cómo evadir la burocracia. Son textos cortos y están muy buenos. 

   —También disfruta de andar en bicicleta…

   —Me gusta estar en movimiento. De chica hice mucho deporte y después lo dejé de lado. Este año empecé a entrenar en un gimnasio, y algo que disfruto mucho es salir a andar en bicicleta con un grupo de amigos periodistas, con quienes hemos hecho hasta 50km entre ida y vuelta, pero siempre en plan paseo. El objetivo es ir y volver. Vamos charlando y pasamos genial. 

   —¿Qué cosas la hacen reír y llorar?

   —Me hace reír una buena conversación, que sea espontánea, franca, los recuerdos y las anécdotas. También la ironía. Y lo que me pone triste es ver mal a mis afectos.

   —¿Se acostumbró a la exposición o por momentos la cansa?

   —Soy bastante inconsciente de la exposición. Una vez estaba en el supermercado y una señora me saludó y me hablaba de una forma tan cercana y tan amorosa, que yo trataba de pensar si era una amiga de mi mamá. Al finalizar, llama al marido y le dice: “Mirá, estaba charlando con Malena, que la vemos todos los mediodías”, y ahí recién es cuando caigo en la cuenta (risas). 

   —¿Cuáles son las palabras que mejor la definen?

   —Honestidad, empuje y compromiso. Soy muy comprometida con la gente que quiero, muy franca y honesta. Eso es algo que defiendo porque creo que es la manera de vincularnos responsablemente entre todos siendo auténticos. Y el compromiso está presente en lo laboral y en estar para la gente que uno quiere.

   —¿Cuáles son sus deseos para el 2022?

   —Primero voy a pedir salud, creo que ya no es más un lugar común después de lo que vivimos estos dos últimos años, en donde aprendimos a revalorizarla. Hoy estoy además, en una etapa de mucha plenitud a nivel personal y también laboral, con proyectos que espero se materialicen el próximo año. 

 

Fotos: Pablo Kreimbuhl. Texto: María Noel Álvarez. Agradecimientos: Maquillaje: Leonel Aita Musi; Estilismo: Flor Murias; Ropa: Turkkana.

En esta Nota