sábado 01 de octubre del 2022
EXCLUSIVO CARAS 23-08-2022 16:40

Tomi Narbondo: “La gratitud y el amor me salvaron”

Tras su depresión, el músico motiva a valorar la vida.

“La gratitud eleva tu energía, te hace sentir mejor y hace que te enfoques en todo lo bueno que tenés y no en las carencias”.

Es multifacético. Muchos lo conocen por su pasaje por las bandas Rombai o Dame5; otros, por su trabajo como modelo o por formar parte de “El Gran Juego de la Oca” en canal 12. Pero sin dudas que su incursión como cantante en el último tiempo, viene dejando huellas en quien escucha sus canciones. Y es que Tomi Narbondo (27) sufrió durante la pandemia una gran depresión, y cuando logró salir de ese estado, sintió que esa experiencia que lo había fortalecido tenía que ser compartida con otras personas que estuvieran en una situación similar. Así fue que escribió la canción “Agradecido”, en la que motiva a otros a valorar todo lo bueno que tienen en sus vidas. En una charla con CARAS, Tomi habló de su presente laboral y personal y confesó que la energía de la gratitud y del amor lo salvaron en su peor momento.

   —Es modelo, cantante y ha incursionado en la TV también. ¿En cuál de estos roles se siente más cómodo?

   —En los tres me siento muy a gusto. El modelaje es algo que me gusta mucho porque podés jugar a ser distintos personajes en cada foto o campaña. En la música, si bien estoy desde hace un tiempo por mi pasado en Rombai y en Dame5, el rol de cantante es algo nuevo y todavía tengo mucho para aprender y dar lo mejor de mí. Creo que es un lugar donde puedo mostrarme tal cual soy, expresarme de forma mucho más directa a través de las letras de las canciones y quien las escucha puede conocerme un poco más. Ya tengo dos canciones en las plataformas digitales y dentro de muy poquito estreno la tercera. Espero poder seguir creciendo en la música que es algo que me entusiasma muchísimo porque vivís experiencias únicas y generás un vínculo muy especial con la gente. Y la TV es algo relativamente nuevo pero que sin dudas me enamoró. Empezó en el 2021 en Perú, en un reality show de competencias deportivas y de entretenimiento que iba en vivo de lunes a viernes. El “Gran Juego de la Oca” en canal 12 fue mi segunda gran experiencia y la primera en TV en Uruguay. Me sirvió para aprender muchísimo y me gustaría seguir creciendo. Tanto productores como compañeros me felicitaron, lo cual me da confianza de que puedan surgir nuevas oportunidades. Disfruté mucho la experiencia porque todo el grupo humano que fue parte del programa eran grandes profesionales pero también buenas personas, y eso es fundamental en cualquier proyecto.

   —¿Cómo fue la experiencia de participar en un reality en Perú?

   —Me invitaron a participar como invitado por el verano, y luego de unos meses, el productor me dijo que le había gustado mi desempeño y seguí durante unos meses más. No sabía mucho dónde me estaba metiendo pero terminé en el programa más visto de toda la televisión peruana. La gente me reconocía en la calle, shoppings, etc. Fue una experiencia increíble con una producción impresionante.

   —¿Es cierto que “El Gran Juego de la Oca” llegó en un momento muy especial de su vida?

   —Sí, y fue un aprendizaje muy importante para mi vida. Yo estaba pasando momentos muy difíciles a causa de la ansiedad y angustia por la incertidumbre de no saber mucho hacia dónde direccionar mi vida, y me tomé un tiempo para trabajar mi bienestar emocional. Luego de un tiempo de trabajo, meditaciones, charlas conmigo mismo, pude confiar desde el corazón en que la vida y el universo tenían un plan para mí. Fue muy loco porque cuando solté el miedo y la ansiedad y logré hacer ese click, a los pocos días, recibí una llamada de la producción invitándome a formar parte del proyecto. 

“La gratitud eleva tu energía, te hace sentir mejor y hace que te enfoques en todo lo bueno que tenés y no en las carencias”.

   —Hace un tiempo sufrió depresión. ¿Cuál fue el motivo y la clave para salir adelante?

   —Los motivos fueron varios. Amores frustrados que me hicieron mucho daño, la incertidumbre de no tener claro lo que quería para mi vida, entre otros. La clave para salir adelante fue pensar en mi familia, sentir que no podía fallarles después de tanto esfuerzo que habían puesto en mí, en mi educación, en enseñarme valores y en darme todo para que tuviera todo lo necesario para crecer sano y feliz. Sacrificaron mucho para que yo me diera por vencido tan rápido. No fue fácil porque en ese momento lo único que ves es oscuridad, querés dormir o morirte y es una batalla muy difícil de pelear. Pero me propuse agradecer todas las cosas buenas que tenía en mi vida, y con ayuda de mi familia, amigos y profesionales, logré salir adelante. Siempre hay algo por lo que agradecer. El sentimiento de gratitud hace elevar tu energía, y a lo largo del tiempo, te hace sentir mejor y te hace enfocarte en las cosas buenas y no en las carencias. Lo mismo pasa con la energía del amor, sentir amor te hace sentir mejor. Amor hacia tu familia, tus mascotas, tus amigos, tu hogar, tus hobbies, te hacen entender todas las bendiciones que tenés en tu vida. 

   —Algo muy lindo es que escribió una canción sobre cómo salir de una depresión para ayudar a otros jóvenes, y hasta tuvo reuniones en el Parlamento para tratar el tema de la salud mental… 

   —Sí, la idea es usar la canción como mensaje de concientización además de trabajar en conjunto con el INJU, que por suerte le da mucha importancia al tema. Tenemos algunas ideas que ojala se concreten porque creemos que ayudarían mucho a toda esta campaña sobre la importancia de la salud mental que se está haciendo. Creo que cada persona que atraviesa una depresión y sale adelante es un verdadero sobreviviente, porque literalmente le está ganando a las ganas de morir. Es un momento en donde lo único que se te viene a la cabeza es que se termine la vida, y sacar fuerzas para dar vuelta esa situación, te hace alguien verdaderamente fuerte. El haber superado una depresión me hace pensar que si pude ganarle a las ganas de morir, voy a poder con todo lo que se me cruce en mi camino. Me encantaría poder ayudar a otras personas y transmitirles un mensaje de esperanza de que ese momento de oscuridad termina, que es pasajero y que hay luz al final del túnel. 

   —Retomó el fútbol también. ¿Se ve jugando más profesional o lo prefiere como hobby?

   —El fútbol es mi pasión de toda la vida y mi sueño por siempre va a ser poder jugar de forma profesional. Ahora juego con mis amigos y mi hermano grande en el Taz Dingo en Liga Montevideo. Logramos ser campeones del Apertura así que eso da un plus motivacional. También estoy entrenando con Cooper que es un equipo de la D en donde estoy a prueba y me sirve mucho para seguir aprendiendo. En todo lo que hago doy lo mejor de mí pero sin poner demasiadas expectativas. Dejo que la vida me lleve donde tenga que ser.

   —Se tatuó el escudo de Peñarol, ¿es de los fanáticos que va siempre a la cancha y le afecta si pierde o gana su cuadro?

   —Hincha de Peñarol voy a ser toda la vida. Tuve que aprender a regularme porque hubo momentos en donde me ponía triste o de mal humor si Peñarol no ganaba, y eso no está bien. De todas formas, lo sigo siempre y trato de ir a la cancha siempre que puedo, es un sentimiento muy lindo estar en el estadio alentando al club de tus amores.

   —Se preocupa mucho por su cuerpo y entrena mucho. ¿Es obsesivo con su imagen?

   —Fui obsesivo en algún momento donde me privaba de ciertas comidas o ciertas salidas porque mi meta era estar todo el año con un físico determinado. Con el tiempo entendí que en la vida hay que encontrar un equilibrio y hoy entreno porque me gusta el deporte y porque me gusta verme bien, pero sin dejar de disfrutar los placeres que la vida te ofrece.

“La gratitud eleva tu energía, te hace sentir mejor y hace que te enfoques en todo lo bueno que tenés y no en las carencias”.

   —¿Qué otras cosas disfruta de hacer cuando no está trabajando?

   —Me gusta mucho meditar para conectarme conmigo mismo y entenderme. Estoy en un proceso de autoconocimiento muy lindo que me lleva a conectar con cosas y personas de manera diferente y mucho más real. Estar en mi casa es mi cable a tierra y compartir tiempo con mi familia y mis mascotas es algo que valoro mucho. 

   —¿Está en pareja? ¿Cuál cree es su mayor arma de seducción?

   —Estoy soltero y no creo tener armas de seducción. Me gusta ser yo mismo en todos los aspectos de mi vida y el amor no es la excepción. Creo que siendo yo mismo atraeré a la persona correcta para mí. Si hago o aparento cosas que no me representan, voy a atraer personas que no son lo que realmente quiero para mi vida. Soy alguien muy sensible que siente y expresa mucho el amor, soy muy honesto y trato siempre de que haya buena comunicación en todas mis relaciones para poder resolver cualquier problema que se presente. 

 

Fotos: Pablo Kreimbuhl. Texto: María Noel Álvarez.

“La gratitud eleva tu energía, te hace sentir mejor y hace que te enfoques en todo lo bueno que tenés y no en las carencias”.

 

En esta Nota