miércoles 07 de diciembre del 2022
NUEVA EDICIóN 13-10-2022 19:56

Juan Ignacio Cane: “Me siento feliz de trabajar en Uruguay”

El actor de la serie “Luis Miguel” filma “El Duelo” en Montevideo

Victoria Rapetti.

Juan Ignacio Cane

Interpretando a un uruguayo saltó a la fama, es por eso que dice que este país le trae suerte. Juan Ignacio Cane es argentino, nacido en Rosario, pero desde que conoció Montevideo se sintió un uruguayo más, al punto que ya tramitó la residencia. El actor que se hizo famoso en la serie “Luis Miguel”, de la plataforma Netflix, se instaló en Montevideo con motivo del rodaje del filme “El duelo”, donde compartió el rol protagónico con Eugenia Suárez y Joaquín Furriel. Durante todo el mes de agosto reafirmó sus ganas de tener a Montevideo como una de sus ciudades donde vivir, porque desde que conoció la fama recorre las capitales latinoamericanas de más crecimiento en materia de producción audiovisual, y Montevideo es una de ellas. “Después de Montevideo me voy a México, y antes paso por Buenos Aires porque tengo un proyecto que aún no está cerrado. Esto es así, castings constantemente. Ahora con la productora UAFA (Uruguayan American Filming Administration), que tiene sede en Montevideo y Miami, el polo audiovisual en Uruguay está explotando porque se están dando a conocer en Estados Unidos los beneficios que tiene producir y filmar en Uruguay. Eso está dando mucho trabajo a los actores”, dice, mientras prepara la maleta en busca del próximo proyecto.

Juan Ignacio Cane

   —¿Hace cuánto entró en esta vorágine de castings, viajes y trabajos?

   —Una cosa es ilusionarse y otra es realmente entrar en el juego. La ilusión la tuve siempre. Desde los veinte años estoy haciendo castings constantemente, por eso a veces creo que el verdadero trabajo del actor es buscar trabajo. Cuando estás en un proyecto ya tenés que estar buscando el próximo. Venía pegando en el palo con la serie “Apache”, pero fue la serie “Luis Miguel” el trampolín que me llevó a dar vueltas por todos lados con dos o tres valijas a cuestas. No he parado de trabajar por suerte. Fue una gran vidriera. Después salieron “Barra Bravas” en Uruguay, “Medusas” en Argentina y  “El Duelo” también en Uruguay.

   —En Luis Miguel, su papel era José, un uruguayo. ¿Tenía ya algún vínculo con nuestro país o se inspiró en algún uruguayo en particular?

    —Yo digo que Uruguay es un país que da suerte porque desde que interpreté a José no paré de trabajar. Las características del personaje, que en el casting decía “uruguayo astuto desparpajado, que hace trato dudoso para beneficio personal”, pensé “esto es más un argentino que uruguayo” (risas). Yo no quise caer en el error de imitar al uruguayo, por eso construí el personaje de otra forma. Si salía con el mate y el termo bajo el brazo iba a ser una caricatura, y yo lo interpreté con respeto y amor.

   —¿Qué nos puede contar de “El Duelo”?

   —Es una comedia romántica, protagonizada por la China Suárez y Joaquín Furriel. ¡No somos un triángulo amoroso! Yo llego a interrumpir esa relación. Es una película linda, con un gran trabajo de La Productora Films de Uruguay. Se hizo un grupo de trabajo muy lindo. Me siento muy feliz de venir a trabajar a Uruguay.

  —¿Alguna vez pasó tanto tiempo en Uruguay como ahora?

   —Sí, después de estar dos años en México me surgió la posibilidad de hacer una serie en Montevideo, “Barras bravas”, y ahí me enamoré de la ciudad. 

   —¿Es verdad que está tramitando la residencia uruguaya?

   —Yo me siento tan cómodo en Uruguay que me pareció correcto, porque además estoy trabajando mucho en este país, al que quiero muchísimo. Busco la calidad de vida donde me siento cómodo, y Montevideo es un lugar que elijo. Me recuerda un poco a Rosario, me acerca mucho a mi ciudad natal, por la calidez de la gente y algunas esquinas muy similares.

   —¿Y a Rosario cuándo va?

   —Ahora voy a ir a saludar a mi familia y amigos. Estoy siete días y vuelo a México.

   —¿Qué ciudad es su base de operaciones para radicarse?

   —Hace dos años y medio que doy vueltas con tres o cuatro valijas, soy como un circo itinerante, porque tengo un triángulo entre México, Argentina y Uruguay. Vivo en el planeta Tierra y listo, esta profesión te lleva a eso.  

   —¿Tiene amigos en Uruguay?

   —Sí, he hecho buenos amigos, entre ellos, Ximena Etchemendy, que es mi manager y es CEO de UAFA. Nos conocimos acá y me encantó su calidez humana. No cuesta nada hacerse amigos uruguayos.

   —¿Amores uruguayos también tiene?

   —Puede surgir en cualquier momento porque las uruguayas son muy lindas. Tuve un gran amor en la adolescencia y era una uruguaya. ¡Me encantan las uruguayas!

 

Juan Ignacio Cane

 

Fotos: Mayu Capote. Texto: Victoria Rapetti.

 

 

 

 

 

En esta Nota