lunes 20 de mayo del 2024
NUEVA EDICIóN 06-06-2022 15:20

Marjorie Spitalnik, mamá y empresaria inspiradora: "Quiero empoderar a todas las niñas"

Marjorie posó con su hija Luana quien dice es su gran inspiración. Su proyecto “Pequeñas Rebeldes” consiste en una línea de muñecas que representan a mujeres que rompieron paradigmas tales como Marie Curie o Malala Yousafzai.

Victoria Rapetti

Fue madre soltera muy joven, sin embargo, la maternidad lejos de limitarla, le dio alas para crear y jugarse en busca de sus sueños. Marjorie Spitalnik (39) es una emprendedora nata, y salir de su zona de confort parece ser una necesidad constante en su vida. “Soy inquieta, muchas cosas que hice fue antes que naciera mi hija. Hice tres carreras en paralelo: publicidad, gastronomía y bartender. Tengo la necesidad de hacer muchas cosas y de estudiar”, dice. En 2016, junto con su anterior emprendimiento Tedybujo, fue seleccionada para participar del YLAI (Young Leaders of the Americas Initiative), patrocinado por el Departamento de Estado de Estados Unidos. Además, en ese entonces, obtuvo una beca para realizar un Máster en la Universidad de Columbia, en Nueva York. Actualmente, lleva adelante Little Rebels —Pequeñas Rebeldes—una línea de muñecas de peluche que representan a mujeres empoderadas que rompieron paradigmas. Ellas son: Malala Yousafzai, Amelia Earhart, Marie Curie y Mary Jackson. Su trabajo no pasa desapercibido en el mundo. Obtuvo una distinción en los TAGIE Awards, uno de los premios más importantes de la industria, y está nominada a los TOTY, el Oscar de los juguetes. Como si fuera poco Macy's, Nickelodeon y Disney+ están interesados en hacer negocios con ella. En paralelo, Marjorie lleva una vida como la de muchas madres. Vive junto a su hija, Luana (14), y sus perros. Su hija es el motor de todos sus proyectos, de ella parte la inspiración. “Los primeros años como madre, la niña iba conmigo a todas partes, me trasladaba con un arsenal de cosas de ella porque salía de casa y no sabía a qué hora regresaba. Fuimos creciendo juntas”, cuenta a CARAS mientras posa orgullosa junto a sus Pequeñas Rebeldes.

   —¿Por qué sus emprendimientos siempre tienen que ver con lo lúdico? 

   —Siempre amé jugar. Recuerdo cuando salía al shopping con mis amigas, ellas iban a comprar ropa y yo entraba a las jugueterías. Soy fanática de los Lego. Nunca pensé que podría vivir de “jugar”. Es muy poderoso el juego para educar. Hay muchos valores que se pueden trabajar con los niños a través de los juguetes. 

   —¿Por qué eligió para Little Rebels mujeres empoderadas, que rompieron estructuras y se destacaron?

 

Podés leer la nota completa en la edición impresa de mayo, disponible en todos los kioscos del país.

En esta Nota