lunes 28 de noviembre del 2022
CARAS DECO 17-08-2022 12:32

El ojo escenográfico para los espacios cotidianos de Karina Kreth

Karina es arquitecta, directora de arte y empresaria. Junto a su hermana Vanesa, es el motor detrás de la reconocida firma argentina de diseño y producción de muebles para chicos Krethaus.

Arq. Gabriela Pallares

Karina Kreth

Un temple seguro y a la vez fresco, tranquilo pero intenso en su interior, una imagen impecable, pero con detalles creativos de vanguardia es lo que respira Karina Kreth, alma máter de la firma de mobiliario Krethaus, integrante del colectivo artístico Triba y arquitecta egresada de la Fadu-UBA en 1995. 

Poseedora de un espíritu explorador, experimental y emprendedor, es quizás su ascendencia familiar prusiana por parte de su padre ingeniero, y gallega por la de su madre, de profesión médica, la que genera esa mirada global de cada proyecto, la tendencia a la innovación y el empuje para crecer, creando experiencias sensoriales a partir de claros conceptos preliminares.

Karina apuesta a la excelencia, los desafíos de una logística de producción, presencia en eventos, canales de venta globales, la búsqueda de nuevos y exigentes mercados en el contexto local y regional.

Sus inicios como diseñadora de trajes de baño dieron paso a ejercer como creadora de vestuarios para distintas campañas publicitarias. Más tarde llegaron los videoclips, incluyendo “Matador“ de Los Fabulosos Cadillacs, colaborando con el director Pucho Mentasti a partir del cual se adentró en el mundo de adrenalina y creatividad publicitaria, sirviendo como productora de arte para distintas agencias, al tiempo que se formaba en la importancia del estilismo en el diseño de experiencias. Todo ello, mientras estudiaba arquitectura en la UBA. Más tarde agregó a su currículum un máster en la Universidad Torcuato di Tella en Comunicación de Arquitectura Americana de los años 50.

Fue hace once años, luego de casarse con Eugenio, abogado de profesión y en espera de su hijo menor, que inició la compañía Krethaus, especializada en mobiliario para chicos, al no encontrar en el mercado una línea de equipamiento que cuadrara sus expectativas, de líneas contemporáneas, simples, evadiendo los lugares comunes del rubro.

La marca está dedicada a ser una voz responsable en el sector, incorporando el diseño contemporáneo desde la primera edad, con productos enfocados en actividades infantiles, elaborados con materiales nobles y distinguiéndose con sus líneas neutras, simples, y refinadas.  Hay también un acento en texturas, acabados no tóxicos y sostenibles, y textiles certificados que completan sus líneas. La producción y componentes son originarios de lugares como Portugal, Austria y Letonia. 

Han exhibido sus productos en muestras en Milan Salone del Mobile, Paris Maison & Objet y otras. Fue en una de esas ferias que conocieron, y más tarde incorporaron, un socio estratégico en Bélgica quien se encarga de gestionar las ventas europeas.

Otra particularidad, no solo de la marca sino de su creadora es la vinculación y ánimo permanente de trabajo en equipo junto a profesionales y colegas arquitectos, artistas, diseñadores industriales o gestores culturales que persigan una mirada diferencial en sus actividades.

En su faceta como arquitecta, Karina continúa esa lógica de simplicidad y austeridad del lenguaje aunque manejando la expresividad personalizada. Tiene en su portfolio varios departamentos y casas donde ejerce su experiencia en la industria cinematográfica. Cuando aborda proyectos lo hace como si fueran guiones, y su labor es la de adecuar una escenografía cotidiana como potenciadora de experiencias que enriquezcan a sus habitantes.

Una de sus últimas propuestas se trata de ARKHEION, una curaduría que reinventa las tradiciones asociando creatividad y modernidad a una nueva forma de habitar nuestro tiempo. Dedicados al diseño coleccionable, reúnen piezas únicas, prototipos, ediciones limitadas y de particular interés de los siglos XX y XXI.

Karina Kreth

Karina Kreth

Karina Kreth

Karina Kreth

 

En esta Nota