sábado 18 de mayo del 2024
NUEVA EDICIóN 25-03-2024 14:18

Sofía Rodríguez: "Ser mamá es un sueño muy anhelado"

La comunicadora de 42 años contó por primera vez el duro camino que atravesó para llegar a ser madre. Hoy, junto a su pareja Tomás Bartesaghi, esperan felices un varón.

María Noel Álvarez

Es de las que cree que todo llega cuando tiene que llegar y de que nunca hay que bajar los brazos si se trata de luchar por alcanzar un sueño. Y así fue que, luego de intentar muchas veces quedar embarazada sin éxito, de caerse y volverse a levantar una y otra vez, la vida le dio el regalo más hermoso: ser madre. Sofía Rodríguez espera la llegada de su primer hijo junto al empresario gastronómico Tomás Bartesaghi para fines de agosto y se la ve radiante. La comunicadora habló en exclusiva con CARAS de todo el proceso que atravesó hasta llegar a este momento de felicidad plena, y aseguró que hoy quiere disfrutar al máximo de su embarazo y de esta bendición de finalmente poder ser mamá.

Sofía Rodríguez:

   —Compartió la noticia del embarazo el Día de San Valentín y recibió muchos mensajes que decían que era una bendición. ¿Qué pasó antes? ¿Intentaba y no podía quedar embarazada?

   —Yo nunca fui Susanita, el bichito de la maternidad me empezó a picar más a los 30 años. Yo creo mucho que las cosas se dan cuando se tienen que dar. Intenté muchas veces quedar embarazada, perdí uno hace muchos años, y tiempo después, un día me sentía muy mal, tenía un dolor en el abdomen súper intenso, fui a la emergencia, me hicieron varios estudios y finalmente el diagnóstico dio que tenía endometriosis. Y me enojé mucho con esa noticia. Luego, investigando, me dijeron que no es tan fácil de diagnosticar, y por si fuera poco, es un tema del que no se habla tanto. Me hicieron una intervención y pudieron salvarme el ovario izquierdo que estaba bastante comprometido. Ahí empecé la recuperación y seguí mi vida normal. Pero me dijeron que la endometriosis podía volver y que lo que más cura ese problema era quedar embarazada. A casi menos de un año, tengo dolores de nuevo, consulto, y otra vez me diagnostican endometriosis. Me opero de vuelta y esta vez me tienen que sacar el ovario izquierdo. 

   —Imagino que tiene que haber sido un golpe anímico terrible…

   —Anímicamente me angustió, pero me preocupaba más cómo iba a seguir el tema de mi salud en el futuro. A su vez, el esposo de mi mamá que yo lo quería como si fuera mi segundo papá, estaba muy complicado de salud. En mayo fallece Juan Carlos, ni bien terminé de grabar “La Máscara”, que fue un formato que siempre soñé hacer. Así que el 2023 fue un año muy duro a todo nivel (se le llenan los ojos de lágrimas). Aún sigo haciendo el duelo. Y ahí empecé a preguntarme si la maternidad no era un tema cerrado en mi vida. Nunca me olvidaré un día de la madre que estaba en el canal con Adriana Da Silva, y ella me dijo que había muchas maneras de maternar en la vida aunque no tuviera un hijo. Y pensé que quizás tenía razón. Que quizás tenía que acompañar a “Toba” con su hija Agus, que la quiero como si fuera mi hija, o disfrutar de mis sobrinas, y no estaba mal.

   —Pero en el fondo esas ganas de ser mamá seguía latente…

   —Sí, y me puse a pensar si cuando tuviera 50 años y mirara para atrás, me iba a sentir cómoda con no haberlo intentado más. Y para mí bajar los brazos no es una opción. O al menos me deja tranquila saber que intenté lo más que pude. Y en diciembre del 2023 fallece mi tía y me entero que estaba embarazada. Y si bien estaba súper feliz por la noticia, me daba tristeza que ni el esposo de mi mamá ni mi tía pudieran compartir este momento tan especial conmigo. Ellos vivieron de cerca todo lo que me pasó y uno de los anhelos de mi tía era que yo fuera mamá. Y no se los pude contar… (se emociona de nuevo). 

   —¿Y cómo vivió la noticia de su embarazo?

   —Fue increíble. Lo más fuerte fue en la primera ecografía sentir su corazón latir. Pero a la vez después de todo lo que había vivido fui muy cautelosa y no quise contar la noticia sin saber si iba a prosperar. Cuando le contamos a las familias fue muy emocionante. Fue una sorpresa para todos. 

   —¿Le pesa en algo ser mamá primeriza a los 42 años?

   —Para nada. Obviamente que si hubiera podido elegir, hubiera preferido haber sido mamá más joven, para tener otra energía, pero también creo que a esta edad me siento mucho más madura, más plantada, más libre a la hora de tomar decisiones laborales. Siento que nada me corre ahora, que puedo elegir los proyectos en los que quiero estar y me enriquecen. Hoy quiero disfrutar de este embarazo y de esta oportunidad que me regala la vida. Y también para “Toba” lo encuentra con una carrera más consolidada, siendo su propio jefe, y siendo papá de un varón por primera vez. 

Sofía Rodríguez:

   —¿Es cierto que aún no hay nombre elegido?

   —Si bien siempre pensé que iba a ser mamá de un varón, el único nombre que siempre tenía en mente era el de una nena, Lola, que me encanta. Así que ahora tenemos que empezar a tirar nombres. Ya sabemos que no queremos se llame Tomás como el papá, y que nos gustan nombres con personalidad, pero eso no quiere decir que tenga que ser extravagante. Pero tenemos tiempo, porque tengo fecha para fines de agosto.

   —¿Es de las embarazadas que leen todo sobre maternidad, buscan en google o charlan con amigas del tema?

   —Es raro pero no estoy leyendo nada de nada al respecto. Soy muy relajada igual. No soy de tener miedos en general, aunque no te voy a mentir que el parto o la anestesia me dan un poco de miedito. Lo único que sí me gustaría es comprarme un libro que cuente sobre las distintas etapas del embarazo. Pero trato de no estar ansiosa e ir paso a paso por todo lo que viví. Hoy elijo vivir el aquí y ahora.

   —¿Y fantasea con la idea de cómo será como mamá?

   —Sí, mucho. Me imagino bastante relajada como mamá. Y me gusta mucho lo lúdico, así que me imagino compartiendo muchos juegos con él. También me encanta cuando voy a cenar y veo a una pareja con su bebé. Mis papás nos llevaban a un montón de lugares, nos enseñaban a estar entre adultos, y rescato que jamás dejaron de hacer su vida por estar nosotras. Y para mí es un gran desafío, y de ser posible, me gustaría que mi hijo venga a todos lados conmigo. A nosotros nos encanta salir a hacer ruta, a pasear, y me encantaría que se sumara y compartiéramos esos momentos juntos.

   —A Tomás ya lo conoce en su rol de papá con su hija mayor. ¿Cómo se lo imagina como padre de su hijo?

   —Va a ser un padrazo. Con Agus es muy compinche, hace poco hicieron un viaje juntos a España, y me encanta que compartan muchas cosas y que tengan sus espacios. Las familias ensambladas funcionan en la medida que cada uno respete el rol y el lugar de cada persona. Y todo siempre desde el amor, el respeto y la confianza. 

   —¿Tomás está más pendiente de usted en estos meses?

   —Siempre está pendiente de mí, pero ahora que la pancita se nota, aun más. Pero es re lindo que me cuide. El 27 de marzo cumplimos 3 años de conocernos y desde hace 2 años vivimos juntos.

   —¿Y pensaron en casarse?

 

LEE LA NOTA COMPLETA Y MIRÁ TODAS LAS FOTOS EN LA NUEVA EDICIÓN, DISPONIBLE EN KIOSCOS

En esta Nota