sábado 21 de mayo del 2022
EXCLUSIVO CARAS 18-08-2021 13:03

Patricia Fierro posa junto a su pareja y habla de su proyecto de ser madre a los 40

La comunicadora posó en exclusiva para CARAS junto a Rodrigo Silva. Galería de fotosGalería de fotos

Se miran y se entienden. Es casi imposible pedirles que posen para una foto sin reírse. Patricia Fierro (41) y Rodrigo Silva (28) son un buen ejemplo para entender que el amor no tiene reglas tan rígidas como algunos creen. Se llevan once años de diferencia, y esto no les impidió formar un vínculo maravilloso que ya cumple seis años, con convivencia hace año y medio, y con el mayor de los proyectos: tener un hijo. La comunicadora y el jugador profesional de rugby dieron por primera vez una entrevista juntos, y contaron cómo afrontan esta nueva etapa de sus vidas con constantes desafíos pero con mucha paz.

Patricia confesó que a sus 41 años se siente mucho más segura tanto en lo físico como en lo emocional, y que sabe lo que quiere y a dónde quiere llegar. Lejos de la imagen de sex symbol, hoy, su mayor desafío es poder ser madre junto al amor de su vida.

Foto: Pablo Kreimbuhl

—¿Cómo vive esta etapa de su vida lejos de la TV?

—Con el programa “Alguien Tiene que Hacerlo” teníamos pensado salir al aire en el 2020, pero debido a la pandemia tuvimos que cancelar. Siempre está latente la posibilidad de volver, con Andrés y la productora Trimax lo tenemos claro porque es un muy buen producto. Por lo tanto mi panorama laboral en TV cambió. Si bien disfruto muchísimo de estar en mi casa, extraño el ritmo de la televisión. Soy una afortunada porque siempre he trabajado muy cómoda, siendo yo misma, por eso las ganas de volver a la tele siempre están. Pero surgieron otras oportunidades. Desde diciembre estoy haciendo algo que me encanta que es diseñar ropa. Junto a la marca Pippos tengo mi cápsula de trajes de baños y lencería. Nos está yendo muy bien, y por otra parte, voy a lanzar una línea de accesorios. También me encanta trabajar en casa, pinto, diseño, decoro. Quiero diseñar para todas la mujeres, que se sientan lindas y libres de usar lo que les guste y con lo que se sientan cómodas y sensuales. Disfruto mucho de todo el proceso de creación de la marca. Todo tiene mucho amor.

—Tiene una carrera en medios que está próxima a cumplir los 20 años. Podemos afirmar que ya está consolidada y que no necesita estar en pantalla para mantenerse vigente...

—Estar en la tele todos los días te mantiene vigente, pero sin dudas es un logro que ya mi imagen esté consolidada. Hoy soy una mujer de 41 años, ya no soy la sex symbol de 20 años, he pasado muchas etapas, he ido creciendo, y si bien me gusta verme sensual, ya no es la imagen física lo más importante. El público me ha visto crecer y la vida me ha llevado por este camino.

Foto: Pablo Kreimbuhl

Patricia y Rodrigo visitaron la Chacra María Bonita. Allí vivieron una tarde súper romántica. Montaron a caballo y se deleitaron con el espectacular té característico del establecimiento. Lo que más destacaron fue la calidez del trato y los sabores artesanales.

—¿Qué significa madurar para Patricia Fierro? Una mujer que fue madre tan joven y que seguramente maduró de golpe...

—La seguridad física y emocional que tengo a los 41 años no la tuve nunca. Sé lo que quiero y a dónde quiero llegar. Cuando fui madre no sé si maduré, sí crecí de golpe, fue un empujón de realidad y adrenalina. Tenía 17 años cuando fui madre de Valentina (24), no fue nada fácil ni para su papá ni para mí, porque además nació de seis meses y estuvo 45 días internada. Tuve una hija muy guerrera, que pesó 1,100 kilos, nunca voy a olvidar cuando me dieron el alta tras la cesárea. Regresé a mi casa sin mi bebé porque estaba internada, peleando por su vida. No he contado muchas veces esta historia porque realmente fue muy duro, estuve casi un mes sin poder sacarla de la incuba- dora. Le contaba cuentos, le hablaba de su familia y de toda la gente que la esperaba. Tuvimos que pelearla juntas, maduré, y fue un golpe de realidad. Fue la etapa más difícil de mi vi- da, aunque por otro lado, también significó lo más importante que me ha pasado.

—Usted tiene una hija pero Rodrigo no, ¿hablan de la posibilidad de ser padres?

—Sí, sinceramente antes de conocerlo no lo había pensado. Cuando la relación fue prosperando empezamos a hablar de la posibilidad, porque a ambos nos encanta la idea, y es una realidad que hay un reloj biológico que nos indica que no podemos postergarlo demasiado. El gran desafío será lograrlo, y luego se verá.

—¿Cómo imagina la maternidad a los 40?

—Ahora sería el otro extremo. ¡Fui madre a los 17 y ahora sería después de los 40! (risas). Ser madre a los 40 hoy es mucho más usual. Sé que vivi- ría ese proceso de una forma diferente a lo que fue con Valentina. Me encantaría que seamos padres juntos, lo venimos pensando desde el año pasado, pero tuvimos que postergarlo debido que en setiembre del 2020 en una consulta ginecológica de rutina me encontraron una lesión de alto riesgo en el cuello del útero y eso hizo que tuviésemos que replantearnos la idea.

—¿Tuvieron que hacerle alguna intervención para tratar dicha lesión?

—Sí, me operaron. Estoy bien y ya fui vacunada contra el HPV. Me recuperé y recién ahora podemos volver a plantearnos la idea de tener un bebé.

—¿Qué lugar ocupó Rodrigo en su vida en ese momento tan difícil?

—El apoyo de Rodrigo lo tengo en todo lo que hago. Él está en las buenas y en las malas. Estuvo conmigo todo el tiempo. Yo tuve mucho miedo y angustia, y él siempre me contuvo. Nos acompañamos en todo. Con él tengo la relación que siempre soñé, aunque parezca muy “naif ” dicho de esa manera. Realmente es un gran compañero. Tenemos un vínculo sano,maduro. De esto que me pasó aprendí la importancia que tiene cuidar la salud, es fundamental que las mujeres nos hagamos los con- troles ginecológicos, y esto es algo que quiero transmitir. No hay que dejarse estar. Por suerte, a mí me lo agarraron a tiempo.

—¿Qué siente cuando imagina a su pareja como pa-

dre?

—Va a ser un padre increíble, atento, presente. Lo veo con mi ahijado y me encanta. ¡Va a tener mucha paciencia, mucho más que yo! (risas) Me muero de amor al imaginarlo. Sé que seríamos muy compañeros como padres.

—¿Recurrirían a un tratamiento de fertilidad en caso de no poder ser

padres de forma natural?

—Sí, lo hemos charlado. La posibilidad está, de hecho ya tuvimos una consulta a modo informativo. Me indica- ron estudios para saber en qué situación está mi reserva ovárica, por suerte tuvimos resultados alentadores.

—¿Cómo llevan la diferencia de edad?

—En estos seis años de relación lo- gramos un gran equilibrio. Tenemos diferencia de edad, y eso es algo que hemos aprendido a manejarlo. A ve- ces él tiene que acelerar algunos procesos, y otras, yo ir un poco más despacio. Por ejemplo, estamos juntos hace seis años pero convivimos hace un año y seis meses, antes no me imaginaba tener un noviazgo y pasar tanto tiempo viviendo en casas separadas. El equilibrio que logramos es lo que hace fuerte la relación. Él es tranquilo y yo soy hiperactiva, en todo sentido nos estamos equilibrando.

Patricia valora tener con Rodrigo un vínculo de pareja muy sano y maduro

—¿Cómo es esta nueva vida relajada? Pasan más tiempo juntos, van al campo donde él trabaja como ingeniero agrónomo...

—Disfrutamos juntos en cualquier parte. Tenemos una relación muy divertida, nos reímos mucho. Todo es paz en mi vida junto a él. Es algo que valoro mucho. Me ha permitido crecer porque no pierdo energía en una relación compleja, con enojos, problemas. Rodrigo me hace disfrutar de las cosas más simples como compartir una charla tomando mate. Hemos pasado muchas cosas juntos, desde toda su carrera de facultad, problemas de trabajo, de salud, etc.

La comunicadora y modelo dice que con Rodrigo tiene la relación que siempre soñó, y que él trajo mucha paz a su vida. Juntos, se divierten, se ríen mucho, y sobre todo disfrutan de cosas simples como una buena charla con mate.

—¿Es mito o verdad que tener una pareja más joven rejuvenece?

—Sí, es un mito (risas). En nuestro caso no es que me sienta rejuvenecida sino que disfruto de todo lo que hago en mi vida junto a él, y eso me hace muy bien.

—¿Qué opina su hija de la posibilidad de tener un hermanito?

—¡Es la más interesada! Desde que estoy en pareja con Rodrigo no pasa un día sin pedirlo (risas).

Fotos: Pablo Kreimbuhl. Texto: Victoria Rapetti.

Agradecimientos: Ropa: Amaru Boutique @amaru68; Dra. Florencia Barreira; Gustavo Figueredo por Chacra María Bonita; Actitud Shoes.

Galería de imágenes