sábado 18 de mayo del 2024
EXCLUSIVO CARAS 28-02-2024 14:53

Valentina Barrios: "Este embarazo me llenó de energía"

La actriz y comunicadora espera ansiosa la llegada de su segunda hija, Amelia.

Victoria Rapetti

Si bien sus raíces están arraigadas en lo actoral, Valentina Barrios se ha vuelto hipnótica en las redes sociales. Con una trayectoria que abarca la moda, la conducción de televisión, el teatro y el cine, su participación en Masterchef Celebrity 2023 la consolidó aún más en el ámbito televisivo. Ahora, al adentrarse en el 2024, Valentina nos recibe inmersa en la dulce espera de su segundo hijo, una niña a la que llamarán Amelia. Radiante y plena, comparte con CARAS sus emociones y expectativas sobre la maternidad, así como su retorno al escenario y sus sueños y anhelos como mujer.

Valentina Barrios espera su segundo hijo.

   —¿Ha notado diferencias en el segundo embarazo en comparación con el primero?

   —Sí, me sentí diferente desde el principio. En el primer trimestre, experimenté pérdidas y me mandaron reposo. Fue un gran susto ya que tuve un hematoma. Pero por suerte no estaba cerca de la placenta, lo que redujo el riesgo. Fue un período difícil, especialmente con Sur, que tiene dos años y requiere mucha atención. A partir de ahí, decidí tomar el embarazo con más precaución. Valoré mucho más el proceso de concebir y tener a una personita creciendo dentro de mí. Tomé conciencia y traté de alejarme un poco de la vorágine diaria. En cuanto al aspecto físico, noté que no aumenté tanto de peso como con Sur, y me siento más sensible del estómago. A partir del segundo y tercer trimestre, gané mucha energía, algo que no experimenté en mi primer embarazo, que coincidió con la pandemia y estuve muy inactiva. Ahora me siento llena de energía. Disfruto mucho de este embarazo junto a Sur y es adorable ver cómo cuida mi barriguita. Además, el hecho de que este último tramo coincida con el verano es maravilloso. ¡Es divino estar en el mar y nadar embarazada!

Valentina Barrios espera su segundo hijo.

   —¿Cómo involucra a Sur, su hijo menor, en la preparación para la llegada de su hermana?

   —Decidimos esperar un tiempo antes de contarle sobre la llegada de su hermanita para que el proceso no se le hiciera demasiado largo. Nos asesoramos con una psicóloga de su jardín ya que él ya lo percibía. Es increíble cómo los niños parecen tener un sexto sentido y una intuición muy desarrollada. Empezó a manifestar muchos cambios en su comportamiento y tenía a los bebés muy presentes en sus juegos. Decidimos contárselo después de los tres meses de embarazo y afortunadamente lo tomó muy bien. Tuvo algunos berrinches al principio, pero luego se le pasaron y ha sido increíblemente cariñoso. Ahora estamos comenzando a leer libros relacionados con la llegada de su hermanita, y estamos transitando este proceso de una manera muy amorosa.

Valentina lució orgullosa su pancita de 7 meses, y dijo que es un placer nadar  estando embarazada. Tras guardar reposo los primeros meses por algunas pérdidas, dice que hoy valora más el  mágico proceso de concebir.

 —¿Está contento? ¿Cómo lo imagina en rol de hermano?

   —Sí, está muy contento. Lo imagino como un hermano protector, cariñoso, atento y, seguramente, un poco celoso también (risas). Sur es muy demostrativo, así que es probable que la bebé reciba algunos apretones de cariño. Será un cambio grande para él, pero estoy segura que se adaptará maravillosamente y será un hermano mayor increíble.

   —Su pareja es padre de dos varones, Río y Sur. ¿Cómo recibió la noticia de la llegada de una niña?

   —El papá está completamente embobado. Todos los días me dice que aún no puede creer que vayamos a tener una niña. Está emocionado y expectante por conocerla. Aunque bromea diciendo que me prepare para "perder el reinado" (risas).

   —No siguieron la costumbre de los nombres cortos ¿Cómo eligieron llamarla Amelia? 

   —A Sur se le llamó así desde la primera ecografía, era el nombre que le gustaba a Asdrubal, mi pareja. Al principio me pareció que podía ser polémico pero después me encantó. Con este embarazo cuando nos dijeron que era nena dimos muchas vueltas con el nombre. Me tocaba a mí tener la iniciativa, tenía muchos nombres clásicos en mente, hasta que en un vivo que hice con mis seguidores me propusieron Amelia y nos encantó. 

   —¿Tiene algún proyecto especial en mente que le gustaría realizar una vez que Amelia nazca?

   —Ahora mi principal proyecto es dedicarme de lleno al rol de madre. Haré todo lo que pueda hacer, pero no me planteo grandes objetivos laborales. Amo trabajar, pero entiendo que es momento de esperar y disfrutar de esta etapa. Antes del nacimiento de Amelia, aproveché para realizar varias actividades tales como participar en una obra de teatro muy divertida llamada "Volví al closet", junto a Augusto Gordillo y Ezequiel Sagasti, que fue una experiencia increíble.

   —¿Cómo fue la experiencia de hacer teatro con la beba en la panza?

   —¡Fue buenísima! Realmente lo necesitaba. Me divertí mucho y me hizo muy bien estar de vuelta en el escenario. Hacer teatro embarazada fue una experiencia totalmente diferente, ya que en la mitad de la obra sentía las patadas de la bebé y tenía que actuar como si nada pasara (risas). Me cansaba un poco porque las funciones eran tarde en la noche, pero fue increíble. Además, compartir escenario con Augusto, que es mi gran amigo, fue genial. Estoy feliz y muy agradecida por la experiencia.

   —¿Cómo piensa equilibrar su carrera profesional como actriz, influencer y modelo con la maternidad?

   —El equilibrio es algo que se busca día a día hasta encontrarlo. Se trata de vivir el momento, adaptarse, no apurarse ni exigirse demasiado. Hay que disfrutar cada etapa y, si es necesario, postergar algunas cosas. Para mí, dar prioridad a lo importante es fundamental. Intentaré, como siempre, hacer malabares. En definitiva, es lo que hacemos todas las madres para encontrar ese equilibrio entre ser la mejor versión de nosotras mismas como madres y también en el trabajo. Siento que soy una mejor mamá cuando puedo estar contenta y satisfecha con mis deseos personales en otras áreas de mi vida, no solo en la maternidad. Afortunadamente, estoy en un momento en el que puedo escucharme a mí misma y elegir lo que quiero hacer.

   —Como madre, ¿qué valores espera transmitir a sus hijos?

   —Nuestros hijos son nuestro reflejo. Criarlos como buenas personas y con buenos valores es un desafío enorme. A veces podemos sentirnos desbordados y reaccionar en consecuencia, pero también es importante no castigarnos demasiado. Ellos están moldeando su personalidad y es fundamental que cuenten con buenos ejemplos, no solo en la familia, sino también en su entorno, en la escuela y con las personas que los cuidan. Todos deben estar en sintonía respecto a los valores que queremos transmitirles. Me gustaría enseñarles el respeto por los demás, la importancia de saber escuchar y ser empáticos. Que piensen en los demás y estén presentes cuando se los necesite, que siempre se esfuercen al máximo para alcanzar sus metas y que la familia sea un pilar fundamental en sus vidas.

 

Fotos: Pablo Kreimbuhl. Texto: Victoria Rapetti. Agradecimientos: Concepto OM, Mango Stores y Renner.

Valentina Barrios espera su segundo hijo.

En esta Nota