martes 16 de abril del 2024
EXCLUSIVO CARAS 09-07-2023 11:35

Augusto Gordillo y su hijo León: "Ser papá es lo mejor de la vida"

EXCLUSIVO CARAS. El actor posó con su bebé de 6 meses y contó que le gusta visibilizar en sus redes lo lindo que es ejercer la paternidad de forma responsable y activa.

Victoria Rapetti

Augusto Gordillo y su hijo León.

Hace seis meses su mundo cambió. De pronto quienes seguían a Augusto Gordillo en redes sociales descubrieron al actor en una nueva faceta: el guión se dejó de lado y el instinto se convirtió en su gran guía. Con gracia y humor, Augusto elige retratar su paternidad compartiendo stories en las que su rostro refleja la falta de sueño, vistiendo ropa de dormir en plena tarde, con pañales, mascotas y algún objeto relacionado con su bebé sobre su pecho. De esta manera, nos revela cómo ejerce su papel de padre de manera activa y responsable, convirtiéndose en un referente para otros padres en su misma situación. En su primer Día del Padre, el actor decidió compartir con CARAS toda su gracia en compañía de León y su fiel perro García.

   —¿Cómo es el vínculo de León con sus mascotas?

   —Es muy bueno, aunque ahora que está más grande tiene menos paciencia. La gata que tenemos sí le tiene más paciencia. Es una relación divina la que tiene con nuestras mascotas, a nosotros nos encanta porque somos muy amantes de los animales. Creo que es un vínculo que los marcará toda la vida.

Augusto Gordillo y su hijo León.

Lo primero que deseo es que sea feliz. Me encantaría y tengo la esperanza de que podamos ser muy compañeros, manteniendo siempre un gran cariño mutuo. Entiendo que durante la adolescencia puede que nuestra relación cambie, y eso está bien (risas). Quiero que León sepa que puede confiar en nosotros en cualquier momento.

   —¿Cómo ha cambiado su vida en estos seis meses y cómo ha repercutido en su trabajo?

   —Antes de que él naciera, pensábamos que iba a estar mucho tiempo en casa, ya que mi trabajo es más flexible que el de la mamá. Pero las cosas se dieron de otra manera y me salieron varios proyectos importantes, lo que me ha llevado a tener largas jornadas fuera de casa. Actualmente estoy trabajando en una serie sobre el atentado de la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina). Por un lado, es genial porque son oportunidades excelentes, pero por otro lado, significa cambiar los planes en cuanto al tiempo que puedo pasar en casa.

   —¿Qué puede contarnos sobre su personaje en la serie?

    —No puedo revelar mucho, pero puedo decir que es un personaje que me gusta mucho. ¡Finalmente no me toca interpretar al villano! Es un proyecto hermoso y alentador. Aunque la producción es extranjera, el 90% de los actores somos uruguayos. Esto demuestra una vez más que aquí podemos realizar grandes proyectos con gran profesionalismo técnico y actoral.

Augusto Gordillo y su hijo León.

   —¿Cómo vive los altibajos propios de la llegada de un bebé a la familia?

   —No cambiaría esta experiencia por nada, es lo mejor que me ha pasado en la vida. Pero es importante no idealizar la paternidad. No todo es perfecto. Hay momentos difíciles en los que hay que aceptar la realidad. Soy alguien a quien le gusta dormir mucho, y la falta de sueño es algo con lo que luchamos a diario. A pesar de eso, la simple mirada de León lo cambia todo. Por otra parte, como padres primerizos recibimos demasiados consejos e información. Muchas veces optamos por ser tranquilos y hacer lo que consideramos mejor y lo que podemos. Además, he aprendido a no opinar sobre la crianza de otros niños, ya que cada padre hace lo que cree mejor.

   —¿Qué siente al ver a su mujer ejerciendo su rol de madre?

   —Me llena de amor y orgullo. La veo resolviendo tantas situaciones y creo que hay algo instintivo que es propio de las mujeres. Ejercer la paternidad es acompañar. Hay cosas que biológicamente no tenemos y que no podemos suplir, pero estamos desde otro lugar. Uno de los momentos que me marcó fue cuando nació León, lloraba como loco hasta que se lo pusieron sobre su piel y dejó de llorar inmediatamente. No hay una prueba más clara de que el vínculo ya existe desde que el bebé está en su panza. Los padres vamos construyendo el vínculo.

   —En la sociedad actual, es cada vez más común ver a los padres involucrados y comprometidos en la crianza y cuidado de sus hijos. ¿Cómo describiría su rol como padre y cómo cree que esto influye en la relación con su hijo y en su desarrollo?

   —Tomé una bandera con este tema porque muchos padres me dicen que dé visibilidad a ser un padre que ejerce su paternidad de forma responsable y activa. Hay que hablar para comenzar a cambiar las cosas. No me gusta cuando le dicen a mi esposa "Ah, Augusto te ayuda mucho con León". Yo no ayudo, ejerzo mi rol de padre, al igual que antes de tener a León ejercí mi rol de pareja. Por mi trabajo, estoy mucho en casa, por lo tanto, a veces tengo más tiempo para ocuparme de las tareas del hogar y de mi hijo. Quien tenga más tiempo en casa, hace más cosas con el bebé. Además, esto refuerza el vínculo con el hijo. Es importante complementarse, al final, todo lo que queremos es el bien para nuestros hijos.

   —¿Cuáles son los momentos que más disfruta como papá?

   —Tenemos mucha suerte porque León es un bebé tranquilo, simpático y risueño. Nos sentimos muy afortunados de tenerlo. Disfruto enormemente cuando se ríe, cuando interactúa con nosotros, cuando intenta hablar e incluso cuando prueba sus primeras comidas. Solo con mirarlo pienso que cada momento vale la pena.

Augusto Gordillo y su hijo León.

   —¿Cómo se imagina la relación con su hijo a medida que crezca?

   —Lo primero que deseo es que sea feliz. Me encantaría y tengo la esperanza de que podamos ser muy compañeros, manteniendo siempre un gran cariño mutuo. Entiendo que durante la adolescencia puede que nuestra relación cambie, y eso está bien (risas). Quiero que León sepa que puede confiar en nosotros en cualquier momento.

   —¿Qué siente en relación al festejo del primer Día del Padre?

   —Bueno, este día ha adquirido un nuevo significado para mí. Antes solía ser bastante crítico al respecto, pero ahora debo confesar que me emociona mucho, al igual que me pasó con el Día de la Madre. ¡Me regalaron un celular para llenarlo de fotos de León!

 

 

Fotos: Pablo Kreimbuhl. Texto: Victoria Rapetti. Agradecimientos: Ropa: H&M y Matías Carbone www.ccarbone.com.ar.

 

 

 

 

En esta Nota