martes 28 de junio del 2022
SALUD 08-06-2022 12:27

Cómo preparar a tu perro para la llegada del bebé

A raíz del encuentro de Jenga y Emma, te damos algunos consejos para este gran acontecimiento familiar.

Sin dudas la llegada de un bebé a la casa debe ser de las situaciones más estresantes para un perro. En las últimas horas la comunicadora Andy Vila compartió con su comunidad cómo se dio este maravilloso encuentro entre su adorada perra Jenga y su bebita recién nacida, Emma.

Muchas interrogantes surgen sobre esta situación tan esperada, es por eso te damos algunos consejos de los expertos en comportamiento animal.

Según el sitio especializado en en temas relativos a la maternidad e infancia, BebésyMás, es importante comenzar a preparar el encuentro entre el perro y el bebé durante el embarazo. "Es importante que el animal no asocie un cambio brusco en su vida a la llegada del nuevo miembro de la familia", aclara.

Se hace hincapié en el comportamiento del perro antes de la llegada del nuevo integrante de la familia, por eso si el animal es tranquilo y obediente  no será necesario trabajar con él de manera específica antes de la llegada del bebé. Por el contrario, si le cuesta obedecer, es nervioso o muestra algún problema de conducta, lo más recomendable es consultar cuanto antes con un educador canino, quien te dará las pautas adecuadas para corregir esos comportamientos.

Los amores de Andy VILA: JENGA Y EMA

Si esperas a que nazca el bebé para aplicar cambios drásticos en la rutina diaria de tu perro, el animal asociará la llegada del nuevo miembro a un momento negativo. De ahí la importancia de comenzar cuanto antes.

 

Una de las interrogantes más frecuentes es qué hacer en aquellos casos que el animal duerme en la misma cama que sus dueños. Para estos casos se recomienda ir cambiando los hábitos antes de la llegada del bebé, así evitar cambios bruscos.

Los saludos efusivos: Este es otro punto que preocupa a muchos padres. Hay perros que suelen saltar nerviosos, corre de un lado a otro y ponerse en dos patas para saludar, esto podría ser un problema si golpean la panza de la futura mamá, o cuando llegue el pequeño. "Quizá a priori este comportamiento nos resulte gracioso o no le demos importancia, pero a la larga puede acabar siendo peligroso, especialmente si se trata de un perro de gran tamaño, ya que podría lastimar sin quererlo a nuestro hijo", describe.

Otro punto importante es intentar no alterar las rutinas y horarios del animal. Los paseos son sagrados para tu mejor amigo, por eso si no cuentas con tiempo puedes buscar ayuda. "Si tu perro es especialmente activo o necesita ejercicio físico, los expertos aconsejan no reducir los tiempos de sus paseos, y si nadie de la familia o cercano pudiera ocuparse de mantener el mismo ritmo de paseos cuando nazca el bebé, una buena opción sería la de contratar a un paseador de perros, al menos durante las primeras semanas", aportan los expertos de BebésyMas.

El perro necesitará más que nunca saber cuál es su espacio en el hogar, un lugar donde descansar,  relajarse y refugiarse, por este motivo se recomienda que si hasta ahora no contaban con ello, que le procures su lugar. "Ubica una colchoneta o una manta sobre la que pueda descansar, relajarse y alejarse del exceso de ruido cuando lo desee. Este espacio deberá ser respetado en todo momento por el bebé, cuando comience a gatear".

Los perros nos identifican por su potente olfato, por eso se recomienda que puedan estar en contacto con futuras pertenencias del bebé. "A medida que vayas comprando ropita, juguetes y otros accesorios para el bebé es bueno dejar a tu perro que se vaya familiarizando con todas estas novedades, así como con los nuevos sonidos y olores que pronto invadirán tu casa...Permite a tu perro que entre a la habitación del bebé y olfatee sus cositas. Igualmente, puedes empezar a usar los geles, cremas o perfumes destinados al cuidado diario de tu peque, para que a tu perro le resulte familiar su olor llegado el momento". 

El bebé también traerá nuevos estímulos visuales y auditivos, especialmente con sus juguetes. "Comienza a acostumbrar a tu mascota a la presencia de juguetes del bebé y no permitas que los tome. Los expertos aconsejan poner al perro grabaciones de llantos de bebés, así como gritos infantiles y balbuceos".

LA PRESENTACIÓN

TIPS:

Presentarle ropita usada: Antes de presentarle físicamente a tu hijo, muestra a tu perro una prenda suya usada y deja que la olfatee y se familiarice con el olor del nuevo miembro de la familia.

"Cuando llegues a casa con tu bebé: Cuando llegues a casa del hospital acaricia en primer lugar a tu perro (que además, estará deseando verte) y después lleva a cabo la presentación en un ambiente relajado y tranquilo, así que si tu perro está nervioso o tiene ganas de juego es preferible que pospongas el momento".

El primer contacto con el bebé no debe ser directo, forzado ni obligado. No pongas al bebé en el suelo y haz la presentación siempre en compañía de otro adulto que pueda controlar al perro. Deja que el animal olfatee a tu bebé durante unos segundos, mientras le acaricias y hablas con suavidad y calma.

Si el perro se muestra confiado y tranquilo ante la presencia de tu bebé, ve alargando paulatinamente el tiempo de sus encuentros, pero recuerda que los expertos aconsejan que perro y bebé nunca deben quedarse sin vigilancia en la misma estancia.

Si, por el contrario, percibieras algún comportamiento o reacción anómala en tu mascota que denote timidez, agresividad, nerviosismo o miedo, pide consejo profesional de inmediato.

 

 

En esta Nota